Verrugas vulgares

Verrugas vulgares

verrugas

Verrugas vulgares

verrugas-piel

Verrugas vulgares

Las lesiones benignas ocasionadas por algunos tipos de virus como el papiloma humano (VPH) se denominan verrugas vulgares, las cuales se transmiten por un contacto directo e indirecto. Se dan sobre todo en la capa superficial de la piel y a pesar de que son lesiones indoloras, su aspecto por lo general es raposo, del mismo tono de la piel y aparecen por lo general en el dorso de las manos y de los dedos.

Las verrugas vulgares pueden aumentar de tamaño o número y si no son tratadas a tiempo, pueden generar dolor, especialmente si aparecen en la planta de los pies. Se producen debido a la disminución de las defensas naturales frente al virus del Papiloma Humano (VPH). Existen distintos tipos de verrugas como las comunes, que aparecen en diversas zonas del cuerpo pero en mayor medida en las manos, y se dan sobre todo en los niños; las verrugas genitales, que usualmente aparecen en la zona púbica y los muslos y en algunos casos, pueden aparecer dentro de la vagina y el canal anal.

Las verrugas plantares aparecen en la planta de los pies y son muy dolorosas. Finalmente, las verrugas subungueales y periungueales que se caracterizan por aparecer debajo o alrededor de las uñas de las manos o los pies. Estas son algunas de las clasificaciones de las verrugas vulgares que puede presentar el paciente y que en cualquiera de estas, es indispensable consultar con un médico Dermatólogo para que le indique el tratamiento adecuado para tratar las lesiones y evitar que la patología evolucione.

Existen diversas alternativas en el tratamiento de las verrugas vulgares, como la resección quirúrgica, el láser, la crioterapia, los inmunomoduladores, entre otros. Aunque ninguno de los tratamientos es efectivo en un 100%, muchos de ellos detienen la evolución de las verrugas vulgares y tratan sus síntomas principales como el dolor y la aparición de nuevas lesiones.

La recomendación principal para los pacientes es consultar al Dermatólogo sobre todo cuando las verrugas vulgares son múltiples y de gran tamaño o cuando afectan zonas delicadas como la cara, los genitales o los dedos. Bajo ninguna circunstancia el paciente que presenta verrugas vulgares se debe molestar las lesiones o automedicarse, ya que puede generar consecuencias en la piel y en su salud integral.