Melasma (manchas)

Melasma (manchas)

Melasma (manchas)

Melasma (manchas)

El melasma es una pigmentación excesiva de la piel que se da mayormente en mujeres, especialmente por la exposición prolongada al sol sin el uso de protector solar y se manifiesta a través de manchas oscuras en la piel del rostro o en otras partes del cuerpo.

La coloración oscura dada por el melasma se produce también en personas de piel morena, durante o después de embarazo o por el consumo excesivo de hormonas femeninas como estrógenos y progesterona, ya que el consumo de anticonceptivos favorece su aparición. Así mismo, puede dar paso a la aparición de melasma o manchas en la piel.

Para que el paciente pueda identificar el tipo de manchas, estas son de características específicas de color café uniforme, aparecen sobre todo en la cara, el cuello, en zonas específicas como la frente, las mejillas, la nariz o en la parte inferior del labio superior. Las lesiones del melasma son asintomáticas, por tal razón es importante que el paciente acuda al médico dermatólogo una vez identifique la aparición de manchas de color café en las zonas mencionadas, para tratarlas a tiempo, darles un buen manejo y detener la evolución del melasma.

En el mercado existe variedad de productos dermatológicos para tratar las manchas en la piel (melasma), sin embargo, no todos ellos cumplen con las condiciones adecuadas para su tratamiento y muchos de ellos pueden generar efectos no deseados. En este sentido, lo ideal es que el paciente adapte el uso de la crema indicada por el especialista únicamente y pueda tener la confianza y seguridad de que el producto es idóneo para su tipo de piel, y para tratar el melasma de manera óptima.

Como recomendación general tanto a pacientes que tienen melasma como aquellos que lo desean prevenir es indispensable el uso diario de protector solar que bloquee los rayos Ultravioleta A y B para prevenir y cuidar la belleza y salud de la piel.