Acné

Acné

Piel con acneEl acné es una enfermedad que ocurre cuando las glándulas sebáceas, encontradas en la piel se inflaman. Estas glándulas producen una sustancia grasosa llamada sebo, que tiene como funció hidratar la piel, Cuando este se produce en grandes cantidades, tapando los folículos generando lesiones de acné. Como consecuencia forma un grano o una espinilla en algunas zonas del cuerpo como el rostro, la espalda o los brazos.

Aunque la aparición del acné es común sobre todo en la etapa de la adolescencia, existen casos en los que esta patología puede presentarse en recién nacidos, (acné neonatal), en niños, (acné infantil) o en personas mayores a los 25 años, (acné persistente y tardío).

Muchos pacientes se preguntan cuáles son las causas principales del acné. Uno de los factores predominantes es el genético y hereditario, además de los cambios hormonales que se pueden presentar en algunas etapas de la vida, o malos hábitos de alimentación. Algunas lesiones que el acné puede dejar en la piel son espinillas, puntos negros o blancos, pequeñas pepitas rojas llamadas pápulas, nódulos o “barros ciegos” y cicatrices, por tal razón es importante que el paciente pueda acudir a profesionales idóneos para hacer un tratamiento adecuado y evitar secuelas en la piel.

Es importante que si usted presenta acné evite manipular las lesiones, ya que esto las puede empeorar, además de generar dolor, inflamación y manchas. En este escenario lo más adecuado es consultar con el Dermatólogo, quien evaluará su caso y le dará las indicaciones pertinentes para detener la evolución y curar el acné. Los tratamientos láser, la dermabrasión, el peeling o la cirugía son algunas alternativas para tratar de manera eficiente el acné dependiendo del caso específico del paciente. Así mismo, algunas medidas de prevención y recomendaciones para la aparición del acné son: consultar con el dermatólogo a tiempo para recibir la orientación adecuada, evitar manipular las lesiones para que no se formen cicatrices o manchas, evitar abusar del uso de cremas, ya que en algunos casos estas empeoran el estado del acné; evitar automedicarse y en el caso de las mujeres, evitar estar cambiando de manera frecuente de métodos anticonceptivos.